Actualidad

El COEV y la Facultat d' Economia dedican un seminario a la figura del último Premio Nobel de Economía, Richard H. Thaler

La jornada fue moderada por José Luis Monzón, presidente de la Comisión de Coyuntura Económica del COEV

Con motivo de la concesión del Premio Nobel de Economía 2017 a Richard H. Thaler, el COEV y la Facultat d' Economía de la Universitat de València (UV) organizaron el pasado 11 de diciembre un seminario especial dedicado a su figura y a su contribución a la Economía del Comportamiento.

La jornada, moderada por el presidente de la Comisión de Coyuntura Económica del COEV, José Luis Monzón, contó con la participación de Antonio J. Morales, catedrático del Departamento de Teoría e Historia Económica de la Universidad de Málaga; Penélope Hernández, profesora titular del Departamento de Análisis Económico de la UV y directora del laboratorio LINEEX y Rafael Oliver, economista miembro del COEV, consultor de marketing y gerente de Kumori Systems.

En su presentación, José Luis Monzón realizó una reflexión dirigida a los estudiantes recomendándoles que "no busquen la verdad revelada" porque, sin ir más lejos, los premios Nobel han sido concedidos, en varias ocasiones, a líneas de investigación completamente contradictorias en un mismo año. En la economía, señaló, "hay un gran espacio para el debate y la controversia".

La intervención de Antonio Morales desglosó la importancia de la figura de Thaler en su cruzada por convencer a los economistas de que el comportamiento del individuo, sus irracionalidades, son relevantes e influyen sobre las fuerzas del mercado, rompiendo el tradicional escepticismo hacia las aportaciones psicológicas en este ámbito. En este sentido, destacó la enorme influencia de su columna "Anomalies" publicada de 1987 a 1990 en el Journal of Economic Perspectives y que fue posteriormente recogida en el libro The Winner´s Curse.

Por su parte, Penélope Hernández expuso, en relación con la Economía del Comportamiento, tan importante en la obra de Thaler, tres ejemplos particulares analizados en LINEEX, el Laboratorio de Economía Experimental y del Comportamiento de la UV que dirige. Los ejemplos se refirieron a una empresa del ámbito financiero, la Comisión Europea en relación al comportamiento de los usuarios en la política de cookies y las estrategias de información en relación a la productividad. La profesora destacó también la importancia de la irracionalidad en la toma de decisiones, destacando que "el 90% de las decisiones de las personas son impulsivas y sólo el 10% se basa en una reflexión racional".

Rafael Valero señaló, por su parte, el doble objetivo de la labor de Thaler: "mejorar los modelos teóricos para que reflejen esa emocionalidad del consumidor o agente económico y que los seres humanos nos conozcamos más para poder decidir mejor".

En cuanto a los principales hallazgos del premio Nobel destacó cinco: el efecto dotación, "preferimos no perder lo que tenemos frente a ganar más"; la contabilidad mental, el problema de autocontrol, "la tensión creciente entre lo que se planea y lo que se hace" y el nudging, mediante el cual "con pequeños empujoncitos podemos ayudar a decidir lo que es mejor para el sujeto, soslayando los gestos y la falta de autocontrol".

Como experto en marketing, Rafael Oliver destacó también la importante influencia de Thaler en este ámbito aprovechando los prejuicios humanos y las fuerzas implícitas más allá de la racionalidad consciente como son las emociones, el sistema de decisión, el contexto o las normas sociales. Para Thaler, "el ser humano es eminentemente emocional y la racionalidad la emplea para justificar sus decisiones".