Actualidad

Las novedades fiscales y contables para el cierre del ejercicio 2016

La Comisión Fiscal y la Comisión de Contabilidad y Auditoría celebraron una mesa redonda conjunta para analizar las principales medidas en materia tributaria y contable introducidas por el Real Decreto-Ley 3/2016 y el Real Decreto 602/2016

La Comisión Fiscal y la Comisión de Contabilidad y Auditoría organizaron el 6 de febrero una mesa redonda conjunta para analizar las novedades fiscales y contables para el cierre del ejercicio 2016. La sesión fue moderada por el decano del Colegio, Juan José Enríquez, y le acompañaron en mesa los copresidentes de la Comisión de Fiscal, Vicente Casanova y Pablo Azcona; y los copresidentes de la Comisión de Contabilidad y Auditoría, Gregorio Labatut y Juan José Orts. Los ponentes desgranaron las principales medidas en el ámbito tributario introducidas por el Real Decreto-Ley 3/2016 y los aspectos más relevantes del Real Decreto 602/2016 por el que se modifica el Plan General de Contabilidad.

El decano comenzó destacando que las comisiones "pasan a ser un elemento clave en el quehacer del Colegio. Hemos creado nuevas comisiones y todas las hemos abierto a la colaboración de los colegiados. Constituirán equipos de trabajo formados por los compañeros y coordinados por dos copresidentes, y llevarán la actividad del Colegio en cada una de las especialidades. El intercambio fluido y continuo de conocimiento, de experiencias, problemáticas y reivindicaciones se producirá en el seno de las comisiones, y éstas, junto con los registros especializados del Consejo General, son la mejor forma de afrontar los retos que tiene el economista en el futuro". Enríquez comentó respecto al Real Decreto 3/2016, que "ha pretendido básicamente tres medidas: limitar la compensación de bases imponibles negativas, aflorar la tributación de pérdidas por deterioro de participaciones y eliminar la tributación de las pérdidas que tengan lugar con la venta de participaciones en el presente y en el futuro. Es decir: pérdidas, pérdidas y pérdidas".

Vicente Casanova y Pablo Azcona explicaron las medidas fiscales dirigidas a la consolidación de las finanzas públicas y las novedades en el Impuesto sobre Sociedades que contempla el Real Decreto-ley 3/2016. Así, entre las principales modificaciones en el Impuesto sobre Sociedades, destacaron la reversión de las pérdidas por deterioro de participaciones que hayan sido deducibles, a partir de 2016. La principal novedad es que, en el caso de participaciones que resultaron fiscalmente deducibles en periodos impositivos previos a 2013 y que a partir de esa fecha no lo son, deberá realizarse por un importe mínimo anual, de forma lineal durante cinco años, hasta 2020. "Es una medida de gran calado, inesperada y que, además, afecta a todas las empresas, grandes, medianas y pequeñas", subrayó Casanova.

A partir del ejercicio 2017 se introducen otras modificaciones que afectan a los deterioros y pérdidas en la transmisión de participaciones con derecho a la exención, la extinción de la participada, la minoración o no deducción de rentas negativas derivadas de participaciones sin derecho a la exención y al régimen de diferimiento de rentas negativas derivadas de transmisiones intra-grupos de participaciones sin derecho a la exención.

Por último, Gregorio Labatut centró su intervención en los aspectos relevantes del Real Decreto 602/2016 en materia de contabilidad, como la simplificación de las obligaciones contables de las pequeñas y medianas empresas, de acuerdo con la Directiva 2013/34/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de junio de 2013, sobre los estados financieros anuales, los estados financieros consolidados y otros informes afines de ciertos tipos de empresas, que se traduce en la eliminación de la obligatoriedad del estado de cambios en el patrimonio neto y en la reducción de la información a incluir en la memoria.

Acceso a documentación
Acceso a galería fotográfica