Entrevistas

"En la Comunidad Valenciana hay aspectos muy positivos como son contar con un empresariado muy sólido y con empuje, y el peso de algunos sectores como el agroalimentario, el industrial y el tecnológico"

José Mª Gay de Liebana, Doctor en Ciencias Económicas y Sociales, Doctor en Derecho y Académico Numerario de la Reial Acadèmia de Doctors.

Usted es el conferenciante del Día del Economista 2018 pero su colaboración con el COEV viene ya de lejos, ¿verdad?

Sí. Desde principios de los 2000 y ya he venido varias veces a diversos actos. Precisamente, tenía una asignatura pendiente porque el 11 de abril tenía pendiente estar aquí, pero las circunstancias me lo impidieron. Quiero mucho al Colegio de Economistas de Valencia y quiero mucho a Valencia. Me encuentro muy a gusto aquí, como si estuviera en casa.

¿Cómo ve el futuro de la profesión de economista en un contexto como el actual?

Siempre es necesario contar con gente que sepa como gestionar las cosas y el economista cuenta con una gran ventaja, es un hombre comodín, lo que ahora se llama transversalidad. En cualquier tipo de actividad te puedes encontrar a un economista y su papel es crucial y lo va a seguir siendo. Lo que sí hay que hacer es seguir trabajando en acercar el Colegio a los futuros economistas, seguir entrando en las Facultades y presentándolo porque el hábitat de estos estudiantes debe ser precisamente el Colegio de Economistas.

Ha venido destacando que se avecina una nueva crisis provocada sobre todo por la deuda. ¿Va a ser tan grave como la pasada recientemente?

Me da miedo el volumen de deuda al que hemos llegado y su evolución a lo largo de los últimos años. Del 2007 al 2018 ha crecido un 60%. Creo que la gente no es responsable de lo que es la deuda y, muchas veces, buscamos eufemismos para no expresar la realidad. Debemos ser conscientes de que nos encontramos atrapados en una bola de deuda y habrá que pagarla algún día. Las empresas y las familias han ido rebajando su nivel de deuda con gran esfuerzo pero, en cambio, los Estados la han aumentado de manera gravísima. Si los Estados no son capaces de afrontar la deuda pública, llegará un día en el que los acreedores acaben quedándose con sus activos.

¿Y qué se puede hacer para resolver o al menos atenuar el problema de la deuda?

Hay un peligro añadido y es que ya no se puede utilizar el recurso de las políticas monetarias expansivas. Lo fundamental es tomar conciencia de la gravedad de las finanzas públicas, algo de lo que no sé es consciente en España. Necesitamos responsabilidad y buenos gestores, en definitiva, personas que sepan manejar bien los números y los recursos públicos porque es un tema realmente acuciante.

Precisamente en relación con el sector bancario, ¿cree que el traslado de las sedes de entidades como La Caixa o Sabadell puede repercutir en beneficio de la Comunidad Valenciana?

Sin duda. En la Comunidad Valenciana hay aspectos muy positivos como son contar con un empresariado muy sólido y con empuje, una cohesión digna de mención y el peso de algunos sectores como el agroalimentario, industrial y tecnológico. Si además se ve favorecido por el traslado de sedes de grandes entidades financieras, mejor aún, porque será donde realicen sus inversiones. Creo que el peso de la Comunidad Valenciana sobre el PIB español, que hoy en día está en torno al 9,5%, va a ir subiendo.

También es un gran especialista de las finanzas en el ámbito deportivo. ¿Podría trazar una instantánea del actual momento de los clubs de fútbol en este ámbito?

La Liga Española ha mejorado en los últimos años, no sólo a través de los ingresos, fundamentalmente por los nuevos acuerdos televisivos, sino también en la gestión financiera. Se ha moderado el endeudamiento y se ha avanzado en el saneamiento pero aún queda mucho recorrido pendiente. Sigue habiendo grandes clubs con un volumen de deuda muy significativo.