Entrevistas

V. Soler: "Es imprescindible terminar con un statu quo injusto en la financiación autonómica"


1. ¿Cuál es su valoración sobre la financiación prevista para la Comunitat Valenciana en los últimos presupuestos del Estado?

Es la gota que ha colmado el vaso. En estos presupuestos se ha puesto de relieve cómo el ninguneo a la Comunitat Valenciana ha llegado a extremos absolutos. El caso más evidente se refiere a las inversiones que están muy por debajo de lo que sería un criterio objetivo. Pero lo peor es que no se trata de un hecho singular. Viene a consumar una actitud permanente.

2. ¿Considera que la Comunitat Valenciana ha sufrido históricamente una infrafinanciación?

Por supuesto. Siempre ha existido la consideración de que el Gobierno central ha actuado de despaldas a nuestros intereses. Lo que ocurre es que ahora contamos con cifras.

Ya fue así cuando se produjeron las primeras transferencias de competencias donde funcionaba un sistema de coste efectivo que proporcionaba el dinero correspondiente al servicio transferido. El problema de la Comunitat Valenciana es que, a causa del régimen predemocrático, contábamos con recursos y servicios por debajo de la media y, en consecuencia, recibimos una financiación también por debajo de la media.

Por desgracia, esta situación no se arregló con el primer modelo generalizado de financiación autonómica del Gobierno Aznar en 2002. Se mantuvo el mismo statu quo y además se aplicaron los criterios de población de 1999 cuando en estos tres años, la población de la Comunitat Valenciana creció muy por encima del promedio español, con lo que la financiación por habitante resultó aún más escasa.

Tampoco contribuyó a arreglar la situación la reforma de 2009 aprobada durante el Gobierno Zapatero que, al menos, ofreció un parche otorgando algo más de dinero a las comunidades infrafinanciadas pero no modificó un statu quo que nos perjudica ostensiblemente.

3. Nos encontramos en pleno debate sobre el nuevo modelo de financiación. ¿Por dónde debería transcurrir la reforma?

Lo fundamental, como digo, es terminar con este statu quo injusto que nos lleva a una financiación per cápita por debajo de la media, sobre todo en servicios básicos como la educación y la sanidad. Lo que pedimos es que todos los ciudadanos tengan el derecho a recibir la misma calidad de estos servicios básicos en todo el territorio español, independiente de su comunidad autónoma. Para ello, es necesario que la Administración central deje de ser juez y parte y que todos los territorios participemos en la toma de decisiones.

4. ¿Qué valoración hace de la posibilidad de mutualizar la deuda del Fondo de Liquidez Autonómico que proponen voces como la del presidente de la Generalitat Valenciana?        

Las soluciones a estos dos problemas tienen que venir de la mano. Si conseguimos un sistema medianamente justo y no se resuelve el problema de la deuda, generada en gran parte por la injusticia del sistema que ahora padecemos, no habremos resuelto nada. Por ejemplo, los costes financieros de la Comunitat Valenciana este año son de más de 4.000 millones de euros y esto es inasumible. Y por muy eficientes que seamos, la deuda seguirá creciendo mientras haya infrafinanciación porque el nivel de los servicios básicos -de la educación, de la sanidad- no puede rebajarse. Podemos hablar de mutualización o de otra cosa pero si la deuda no termina titularizándose por el Gobierno de España, que es el primer causante del problema, no encontraremos la solución.

5. ¿Cree que es necesario un gran acuerdo político y social en la Comunitat Valenciana en torno a esta cuestión? En su caso, ¿qué lo impide?

La unidad es importantísima por encima de los partidos políticos y las ideologías. Esto no es una cuestión de partidos sino una cuestión de ciudadanos porque los afectados son los ciudadanos. Es cierto que ahora estamos en unas circunstancias, con un Gobierno que no cuenta con mayoría absoluta en el parlamento, que hace más factible la negociación. Por ello, contar con el apoyo unánime de la sociedad civil es una gran fortaleza y creemos que estamos en el buen camino. Creo que ya es indiscutible que toda España es consciente del problema de la Comunitat Valenciana en esta materia.