Noticias

El Consejo General de Economistas presenta el Informe del Observatorio Financiero correspondiente al 2º cuatrimestre de 2019

El Consejo General de Economistas ajusta la previsión de crecimiento del PIB para el año, del 2,2% al 1,9%, tras las revisiones a la baja del primer y segundo trimestre del año



El presidente del Consejo General de Economistas de España, Valentín Pich, ha presentado en  Madrid, el pasado 1 de octubre de 2019, el "Informe septiembre 2019" del Observatorio Financiero  (relativo al segundo cuatrimestre de 2019), elaborado por la Comisión Financiera de dicho Consejo General, en un acto que ha contado con la presencia destacada de Ana Pastor, vicepresidenta tercera del Congreso de los Diputados, en el que también han participado el presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas, Antonio Pedraza, y los coordinadores del Observatorio Financiero, Salustiano Velo y Montserrat Casanovas.

Durante la presentación, se han repasado los principales índices macroeconómicos haciendo especial hincapié en la actualización de los datos de la Contabilidad Nacional, que ha provocado un ajuste negativo en el PIB del primer trimestre del presente año, de 0,7% al 0,5%. A esto hay que añadir que el crecimiento de segundo trimestre ha sido del 0,4%, una décima menos que el estimado, situando el crecimiento interanual del PIB en junio en el 2,0%. Según las previsiones expuestas en el Observatorio, el PIB se incrementará el 1,9% a final de año, considerando que en el tercer y cuarto trimestre el crecimiento no sea inferior al 0,5%, en cuyo caso sí sería preocupante y haría revisar a la baja las proyecciones, tanto de este año como del próximo.

En su intervención, Valentín Pich, ha incidido en que "el debilitamiento de las inversiones y del consumo, la desaceleración de la industria, así como la reducción del ritmo de creación de empleo, nos alertan sobre la urgente necesidad de abordar reformas estructurales paralizadas por la actual situación institucional que estamos viviendo" Por su parte, Antonio Pedraza, ha manifestado que "las previsiones del Observatorio ya venían confirmando la desaceleración desde los informes de mayo, con previsiones más bajas que otras entidades de análisis". Así, según ha explicado Pedraza, "la cifra de crecimiento del primer trimestre del 0,7% nos hizo incrementar nuestras previsiones en el mes de julio, del 2,1% al 2,2%. La corrección del crecimiento del primer trimestre nos lleva a trasladar dicha corrección a nuestra previsión de crecimiento, abundando el hecho de que el crecimiento del segundo trimestre también ha sido una décima inferior a la estimada". El presidente de la comisión financiera del Consejo General de Economistas, puntualizó que "desde el mes de mayo se viene vislumbrando un deterioro en el crecimiento de la creación de empleo. La caída del ritmo de crecimiento del empleo hace que bajen nuestras previsiones sobre el consumo, elemento clave por su elevado peso en nuestro PIB, con el desplome en ocho décimas del consumo privado durante el presente año". Referido al entorno internacional el coordinador del Observatorio, Salustiano Velo, ha manifestado que "la escalada de las tensiones comerciales y tecnológicas entre EEUU y China, el proceso del BREXIT y las tensiones geopolíticas derivadas de la política agresiva de Trump no ayudan en el panorama económico mundial, dado que los riesgos para las expectativas de crecimiento se han incrementado a lo largo del 2019." A este respecto, la también coordinadora del Observatorio, Monserrat Casanovas, ha puntualizado que "estas variables geopolíticas han marcado la evolución de los principales mercados de divisas y bursátiles, en el cuatrimestre analizado. De hecho, en relación a los mercados bursátiles hay que destacar que Donald Trump y Boris Johnson han mantenido, durante el mes de agosto, el alma en vilo de los inversores, llevándose la peor parte el IBEX"

Otros aspectos a tener en cuenta que se han puesto de manifiesto durante la presentación del Observatorio han sido el descenso interno de la confianza empresarial y del exterior que conlleva la caída de las inversiones extranjeras productivas, constatable desde el primer trimestre. Así mismo, la reciente quiebra de Thomas Cook -además de una lógica alerta pre-Brexit- es otro elemento preocupante para nuestro sector turístico, lo que unido a la recuperación de destinos alternativos del mediterráneo y de que los mercados tradicionales se están resintiendo, hacen prever un posible estancamiento en el crecimiento del turismo en nuestro país.

Más información: http://economistas.es/Contenido/EAF/Observatorio/2019-2.pdf

Foto: (De izda. a dcha.): Salustiano Velo, Valentín Pich, Ana Pastor y Antonio Pedraza.