Noticias

Jaime Matas: "Nuestra prioridad en estos momentos es atender las necesidades de nuestros clientes"

El Banco Sabadell ofrece a través de un convenio de colaboración con el Colegio de Economistas de Valencia, condiciones exclusivas para los economistas

Las entidades financieras se están viendo obligadas a potenciar sus herramientas digitales. ¿Qué valoración realiza de la respuesta del Banco Sabadell a las demandas de sus clientes durante esta crisis?

Estábamos preparados para ello, porque llevamos muchos años priorizando la transformación digital en nuestros planes estratégicos. Además, hemos tomado todas las medidas de acompañamiento necesarias para los clientes que no estaban acostumbrados a relacionarse con nosotros a través de canales remotos. otra prueba de ello es que hemos implantado el teletrabajo en tiempo récord, con un 73% de la red comercial, teletrabajando un 97% de centros corporativos, y todo ello manteniendo en todo momento la continuidad operativa.

¿Cómo cree que puede afectar, una vez superada la crisis sanitaria, esta situación a los hábitos de consumo de sus clientes?

Es cierto que la situación que estamos viviendo ha generalizado aún más el uso de herramientas digitales. Incluso podríamos valorarlo como uno de los pocos efectos positivos, porque estas herramientas son muy eficientes y adaptativas, y están ayudando a muchos clientes. Pero habrá que pensar también en un futuro "posdigital", el que llegará cuando se acaben las medidas de distanciamiento, en el que habrá que tomarse muy en serio el recuperar de nuevo el contacto personal con nuestros clientes sin renunciar, por supuesto, a estos aprendizajes digitales, no obstante, en estos momentos estamos potenciando las videoconferencias y videollamadas.

Hablando en términos más generales ¿Qué panorama nos vamos a encontrar desde el punto de vista financiero, una vez concluya la crisis sanitaria?

Es complicado en este momento anticipar previsiones precisas en estos momentos de incertidumbre. Lo más importante para nosotros es que Banco Sabadell ha trabajado en los últimos años para hacer aún más robusta la entidad en términos de solvencia y liquidez, y por suerte estamos afrontando esta situación con garantías y ayudando a muchos clientes que lo están pasando mal. Pero tenemos que seguir trabajando todos juntos para paliar los efectos de esta crisis y en nuestro caso acompañar a los clientes en todo este proceso de recuperación que prevemos de plazo indeterminado.

¿Qué puntos a favor y puntos en contra presenta esta situación, desde la perspectiva bancaria, respecto a la crisis de 2008?

Como decía, Banco Sabadell, así como la mayoría de los bancos de nuestro país, han trabajado muy intensamente para estar preparados ante una situación de estrés como la actual. En este sentido, nuestras altas ratios de solvencia y un holgado colchón de liquidez nos dan muchas más garantías que en 2008. Por contra, esta crisis es de una naturaleza muy diferente y ha creado incertidumbres que hacen difícil prever su duración y su impacto final, es global y esto no paso en la anterior, además el nivel de apalancamiento de empresas y particulares es muy inferior.

¿Cree que esta crisis puede acelerar el proceso de concentración bancario del que ya se venía hablando? ¿Qué papel puede tomar el Banco Sabadell en este proceso?

Nuestra prioridad en estos momentos es atender las necesidades de nuestros clientes. No es momento de contemplar nada que no sea actuar con responsabilidad, ejerciendo nuestra labor esencial ayudando a empresas y familias a superar esta situación, este es nuestro objetivo y no podemos distraernos.

¿A qué nivel se están viendo afectado el Banco Sabadell como propietario de inmuebles por las moratorias decretadas para los alquileres?

Por un lado, me gustaría explicar que Banco Sabadell ha realizado en los últimos años un esfuerzo muy relevante para reducir progresivamente el peso de sus activos problemáticos y el pasado año culminamos la limpieza de su balance. Por tanto, el peso relativo de dichos activos compara muy bien con el resto de competidores. La concesión de moratorias hipotecarias entendemos que es una medida necesaria en estos momentos, ya que protege a nuestros clientes en un momento de presión financiera y permite dar un respiro con el fin de poder afrontar con mayor seguridad el futuro.

¿Cómo está funcionando, a su juicio, el sistema de avales del ICO que se ha puesto en marcha en colaboración con la banca?

En Banco Sabadell entendemos que ha sido y es una medida muy necesaria con el fin de facilitar liquidez de forma rápida al sistema. Hemos ajustado con éxito los procesos comerciales, de análisis y admisión de riesgos y operativos para poder digerir el enorme volumen de solicitudes de financiación, movilizando a nuestra red comercial para acompañar a nuestros clientes, reforzando y redistribuyendo equipo de back-office, desplegando automatismos de tareas (robots), adaptando procesos y autonomías e implantando en tiempo record un nuevo proceso de firma 100% remota y digital de documentación contractual. Nuestros equipos comerciales están haciendo un gran trabajo.

Algunos directivos bancarios han señalado que los bancos deben formar parte de la solución. ¿En qué medida puede contribuir el Banco Sabadell a mejorar esta complicada situación, cuando el FMI habla de un contexto con un 8% de descenso del PIB y un 20% de desempleo?

Estoy de acuerdo, sin duda los bancos seremos parte de la solución. Pero la COVID-19 ha provocado una situación sin precedentes para la economía global y no podemos avanzar escenarios hasta que no veamos el alcance de las consecuencias.

Por último, el Banco Sabadell y el COEV han venido colaborando de manera asidua durante estos últimos años. ¿Qué resumen realizaría hasta ahora de esta colaboración?

Primero indicar, que estamos encantados en tener esta estrecha colaboración con el COEV, un colectivo con el que el banco se siente plenamente identificado, por una parte porque la mayoría de nuestros equipos están compuestos por profesionales con formación económica, y por otra, porque Banco Sabadell, es un banco de empresas, en las que los economistas están integrados, en múltiples estamentos; por lo que nos tenemos que relacionar permanentemente con ellos. Hace más de diez años que Banco Sabadell colabora en todas las iniciativas que nos sugiere el colegio, y no nos cabe duda que en el futuro seguiremos colaborando, pues, como ya he comentado nuestros caminos transcurren paralelos.