Noticias

Malestar entre los economistas

Los cambios de última hora en la presentación de cuentas descoloca a empresas y profesionales
Según se publica en el BOE el 26 de julio, por parte de la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública, y entrando en vigor el 27 de julio, se establece un nuevo modelo para la presentación de las cuentas anuales en el Registro Mercantil, con un añadido relativo a Hoja de Declaración COVID 19 que supone exigir a todos los administradores de sociedades que informen en un máximo de los tres días que restan para el fin de plazo, sobre el impacto de la pandemia en sus cuentas, ERTES, ayudas recibidas, ICOs...

A tres días de la finalización del plazo, la nueva norma pilla desprevenidos a todos los economistas y empresas, lo que ha supuesto una carrera de obstáculos y a contrarreloj, que en muchos casos ha precipitado a grandes empresas a depositar sus cuentas el mismo día de la publicación del BOE, ya que se veía imposible cumplir con la declaración de COVID en el plazo de tres días.

De esta forma resulta que la declaración y depósito de cuentas anuales de 2020 va a ser distinta según se haga antes o después del 27 de julio. Todas las empresas que presenten sus cuentas anuales del 27 al 30 de julio tienen la obligación de presentar la declaración COVID 19 además de tener que descargar y actualizar la versión del programa D2, mientras que las que lo han hecho con anterioridad no tienen esa obligación.

El Colegio de Economistas considera que es una falta de respeto y consideración hacia empresas y profesionales, y evidencia una absoluta falta de previsión por parte del Ministerio de Justicia.