Noticias

Los economistas de la Comunitat Valenciana enjuician las medidas del Estado y de la Generalitat Valenciana


Como año tras año, este pasado julio se presentaron los resultados de la encuesta "Los Economistas Opinan" de la edición junio 2021, organizada por el Consejo de Colegios Economistas de la Comunidad Valenciana en colaboración con Banco Sabadell.

Esta edición fue presentada por el decano del Colegio de Economistas de Alicante y presidente del Consejo Valenciano de Economistas; Francisco Menargues, el decano del Colegio de Economistas de Valencia y vicepresidente del Consejo, Juan José Enríquez, y el decano del Colegio de Economistas de Castellón y tesorero del Consejo, Jaime Querol.

Como hasta ahora se han elaborado las encuestas, esta se divide en dos secciones. Una de ellas fija en la que se valora la situación personal y profesional de los economistas, la economía española y de la CV. La segunda parte variable, elaborada a partir de factores económicos que van sucediendo en el momento que es realizada la encuesta y que afectan a la economía. En esta edición se plantearon las siguientes cuestiones:

? Valoración a las medidas ofrecidas por las Administraciones al sector empresarial, empleador y consumidor para combatir la COVID-19.
? Valoración de medidas con el objetivo de equilibrar las cuentas en el medio plazo.
? Valoración de posibles medidas económicas adoptadas por el Gobierno como la implantación de peajes en nuestra red de carreteras.

Esta vigésimo séptima edición ha dado mejores resultados en general que la edición anterior en diciembre de 2020, sin embargo, estas siguen presentando una visión bastante pesimista ya que aún se pueden ver las consecuencias de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19.

Comenzando con la situación profesional de los economistas, estos señalan una posición similar a la del ejercicio de 2020. Los datos muestran que los encuestados piensan que tienen una situación igual a la del año pasado (56,97%). No obstante, un 20,84% consideran que ha mejorado, y un 21,68% opinan que están peor.

Entrando en las cuestiones de coyuntura, cobró gran relevancia en la presentación de los resultados la valoración a las medidas con el objetivo de equilibrar las cuentas en el medio plazo. Una de las medidas a valorar fue la subida generalizada de impuestos, una medida muy mal vista por los economistas ya que el 45,55% de ellos la valoraron con un 0 (de 0 a 5) y un 20,84% la valoró con un 1, esto da un promedio de 1,07, dejando muy clara la posición de los encuestados frente a esta medida. Más específicamente se valoró la subida del impuesto sobre sociedades, IVA, IRPF o bien creación de nuevos impuestos, y todas estas obtuvieron un rotundo suspenso, obteniendo la nota más baja la subida del IVA, que registró 1,13 puntos sobre 5.

Respecto a los ajustes generalizados de gastos públicos los economistas lo han valorado con 3,39 puntos (sobre 5).

Preguntados también por determinados ajustes selectivos de gastos los mejor valorados fueron; el ajuste severo en número de representantes que recibió 3,95 puntos, la unificación de procedimientos de CCAA en competencias transferidas y el ajuste de plantilla de los funcionarios a medio plazo con movilidad funcional, recibieron ambas 3,48 puntos y el ajuste selectivo de gastos en televisiones públicas, que recibió 3,32 puntos.

Aprovechando el tema tratado, Francisco Menargues expuso el siguiente razonamiento sobre los impuestos de España: "La afirmación de que España tiene una presión fiscal menor que otros países europeos, es una afirmación que hay que poner en cuarentena. Es cierto que en términos absolutos esto puede parecer así, si contamos solamente cual es el volumen de los impuestos que se recaudan en función del PIB total, pero hay que tener en cuenta cual es el salario medio de los españoles. Si esto se tiene en cuenta, la presión fiscal relativa de España es una de las más altas de los países de Europa. Hay que tener en cuenta no solo cuál es el montante total del PIB sino también el número de personas que trabajan para conseguir esta cifra y su salario medio."

A lo que, además, Juan José Enriquez añadió: "Se habla de Madrid como de un paraíso fiscal, y efectivamente su tributación es inferior a la valenciana. En el caso del IRPF, con tramos más bajos en Madrid, resulta que su tributación media es un 50% superior a la valenciana. Si comparamos con su renta, es un 30% superior. Nos encontramos que Madrid tiene mucha mayor presión fiscal, pero hay que tener en cuenta que la renta per cápita es muy superior a la valenciana con tipos más bajos, que permiten recaudar mucho más."

Siguiendo con las cuestiones de coyuntura, hablando sobre la valoración de las medidas económicas adoptadas por las administraciones para afrontar las consecuencias de la COVID-19, teniendo en cuenta que el 2,5 sobre 5 sería el aprobado, todas las medidas han sido suspendidas por los economistas tanto a nivel autonómico como estatal. Las únicas medidas que superan el 2 siendo aún suspendidas, fueron las medidas respecto al empleo tanto nivel estatal como autonómico, con un 2,35 y 2,07 respectivamente.

Por último, se planteó a los encuestados una posible medida económica a adoptar por el Gobierno es la implantación de peajes en nuestra red de carreteras. Con esta medida se persigue internalizar los costes del transporte por carretera y, también, una nueva fuente de ingresos para el Estado. La valoración de los economistas fue pésima, casi el 50% de los encuestados indican estar totalmente en desacuerdo además de mostrar una actitud concienciada ya que consideran que es una vía innecesaria para la lucha contra el cambio climático.