Noticias

Isaac Vidal Vázquez: "En el momento que tuve la oportunidad de ser Controller, no la desaproveché"

Isaac Vidal, es el actual CFO del Grupo Ninobe Energía. Está colegiado desde hace 15 años y mantiene una vinculación cercana con el Colegio de Economistas de Valencia, por lo que compartimos una conversación para conocer su sector y su trayectoria, con el objetivo de inspirar a los jóvenes colegiados.

Ninobe es una comercializadora de energía. Un tipo de empresas que hace años se miraba con recelo pero que ahora se mira desde un prisma positivo. ¿Cómo se ha producido esta evolución?
Desde hace unos años y cada vez más, el sector energético está siendo tema de interés, ya sea por los elevados precios de la electricidad, el precio del gas, los constantes cambios regulatorios, los objetivos sobre la transición energética, etc. Todo esto ha llevado a cabo un proceso de interés por parte de la población con el objetivo de conocer cuáles son los impactos y como estos afectarán a los usuarios, sobre todo en sus facturas de suministro de energía.

¿Qué factores han influido en esta evolución?
Lo más importante es conocer cómo se verán afectados los clientes ante una situación tan convulsa. Por ello y cada vez más, el cliente se interesa en conocer y obtener toda la información necesaria con el objetivo de entender todo aquello que le afecta directamente. Ninobe, por ejemplo, siempre se ha caracterizado como una comercializadora de electricidad y gas cercana al cliente y ágil en la gestión, con el objetivo de ayudar a entender sus costes de manera transparente. Además, la energía suministrada es 100% renovable, apostando hacia esa solución verde que necesitamos actualmente.

¿Cuál es el perfil de cliente?
Actualmente suministramos energía a todo tipo de cliente, tanto a particulares como a empresas en todo el territorio nacional. El crecimiento de nuestra cartera de clientes crece de forma constante por nuestra competitividad en el mercado. Lo cierto es que hay que conocer y estudiar bien las posibilidades de captación en base a tu capacidad financiera. Las exigencias de operar en el mercado, así como la compra de energía que tenemos que realizar de forma anticipada para nuestros clientes exige realizar constantes proyecciones y estudios para conocer cuáles son nuestros límites.

Estamos en un momento en que se habla más de energía que nunca por el encarecimiento de los precios.
Efectivamente, así es. Actualmente vivimos una situación sin precedentes con unos niveles de precios energéticos muy elevados. El principal problema es la gran dependencia que tenemos para poder producir electricidad, ya que somos principalmente importadores y dependemos de factores externos que influyen en el precio, como por ejemplo los derechos de emisiones del CO2, el precio del gas... Actualmente el uso de energía renovable para la generación no es suficiente y debemos ser conscientes del cambio hacia esa energía para minimizar nuestra dependencia. Dentro de nuestro grupo, tenemos otras sociedades dedicadas también a la generación de energía renovable con la apuesta hacia ese cambio necesario. Entre ellas tenemos empresas dedicadas a la realización instalaciones fotovoltaicas para autoconsumo en cubiertas tanto para empresas como residenciales, así como plantas de generación de energía fotovoltaica, con el objetivo puesto en ampliar nuevas inversiones en el corto plazo.

¿Cuál es el nivel de competencia de su sector?
El nivel de competencia es elevado. El precio siempre es un factor importante. Lo cierto es que hay que adaptarse siempre a precios de mercado, intentar ser competitivos y sobre todo trasladar confianza. Actualmente somos referentes en la captación del cliente residencial gracias a lo que considero una buena gestión operativa a nivel interno. Además, ocurre lo mismo en cuanto a las instalaciones fotovoltaicas. Actualmente con unos precios de electricidad tan elevados, la inversión de una instalación se amortiza en un menor plazo de tiempo y por tanto se convierte en un activo muy importante a tener en cuenta.

Háblenos de su día a día como controller en Ninobe.
Mi labor es muy diversa y a la vez muy dinámica. Si tuviese que resumirla, la dividiría en dos partes. Una referente a la gestión operativa basada principalmente en la realización de estudios de mercado, análisis de datos, toma de decisiones estratégicas y seguimiento de los flujos de trabajo. La segunda, la gestión financiera. Tener una buena planificación financiera es fundamental para poder llevar a cabo una gestión operativa acorde a tus objetivos. Además, lo más importante, es tener una buena capacidad de gestión y control de la tesorería de la empresa, y hacer un buen seguimiento de esta.

El puesto de Controller está cobrando cada vez más relevancia ¿Siempre se planteó desempeñar este puesto?

Es verdad que cada vez hay más oportunidades y creo personalmente que son necesarios en la empresa. Cuando empecé mis estudios esta figura parecía que quedaba lejos, pero en el transcurso de los años fue cogiendo fuerza. Es más, en el momento que tuve la oportunidad de acceder a la empresa como controller/director financiero no la desaproveché ya que soy de los que piensa que si las cosas ocurren, son por algo, y consideraba que ese era el momento.

Desde el primer momento ha desarrollado su trayectoria profesional en sectores muy novedosos.
Tras mis estudios, inicié mi carrera profesional en una empresa de auditoría con gran cartera de clientes, puesto que alcancé a través del COEV. Tras unos años tuve la oportunidad de incorporarme a una de las BIG4 en el área de auditoria en KPMG Valencia y actualmente ejerzo de CFO en el Grupo Ninobe. Mi trayectoria ha estado siempre relacionada en el ámbito financiero, sobreponiéndome a retos personales y profesionales y con la exigencia de tener una formación continua. Aunque sea exigente, es una satisfacción a nivel personal poder alcanzar tus objetivos.

¿Cómo descubrió el COEV?
Llegué a través de un compañero que me comentó las funciones del COEV y me colegié antes de terminar los estudios y lo cierto es que, a través de él encontré mi primer empleo. A partir de ahí he seguido contando con el Colegio para asistir a formaciones y otros eventos que se suelen realizar, además de poder conocer también a compañeros y poder intercambiar experiencias. Considero que es importantísimo estar colegiado no sólo por lo mucho que te aporta, sino también por lo que tú aportas a él.