Noticias

El ministro José Luis Escrivá analiza la nueva reforma del régimen de autónomos

El Consejo General realizó una sesión de "Líderes en Directo" con José Luis Escrivá, ministro de inclusión, Seguridad Social y Migraciones, con motivo de la reforma del régimen de autónomos.

De hecho, señaló que es un cambio que "se lleva buscando desde hace décadas, puesto que se trata de una recomendación del Pacto de Toledo, que registraba la necesidad de realizar una convergencia del régimen de autónomos tanto de contribución como de acción protectora de la Seguridad Social". Esto es así, porque según afirmaba el ministro Escrivá el modelo de autónomos español ha llevado a la infra protección y por tanto era necesario cambiar el sistema.

Concretamente explicó que el sistema en su diseño actual es una anomalía que provoca una debilidad de este colectivo, especialmente durante su jubilación. La pensión media de jubilación en el RETA es de un 43% inferior a la del régimen general, lo que supone una media de más de 600 euros al mes de diferencia. El 84% de los afiliados al RETA cotizan por la base mínima lo que incide negativamente en la pensión que perciben cuando se jubilan. En concreto, la pensión media en las altas de jubilación en régimen general es de 1.494 euros al mes y en régimen de autónomos, de 854 euros al mes.

El ministro de inclusión, Seguridad Social y Migraciones, destacó el importante trabajo conjunto entre la Agencia Tributaria y las haciendas foráneas para trabajar en la simplificación de los procedimientos y el cruce de datos, puesto que en España hay 3.400.000 autónomos.

Por ello, esta reforme incluye la puesta en marcha del sistema "Import@ss" que permite realizar los trámites de forma telemática, "incluso desde la comodidad de un teléfono móvil". El funcionamiento de esta herramienta se circunscribe a tres sencillos pasos: el primero es que al inicio de año o en el momento del alta, los autónomos comunican su previsión de rendimientos netos, el segundo consiste en que cada dos meses (hasta seis veces al año) se puede modificar la cuota para ajustarla a los rendimientos que vaya obteniendo cada trabajador y por último, en función de los datos de rendimientos netos anuales proporcionados por la Agencia Tributaria y las Haciendas forales, cuando están disponibles, la Seguridad Social procederá a regularizar las cuotas si los rendimientos netos anuales están por encima o por debajo de los tramos a los que se haya cotizado. No obstante, se permite a los autónomos que estaban en diciembre de 2022 cotizando por una base mayor a la que determinan sus rendimientos netos permanecer en esa base si así lo desean.

Además, se implanta un nuevo sistema de tramos por rendimientos netos, donde las cuotas están notablemente reducidas para aquellos con rendimientos netos por debajo del SMI, cuotas similares o incluso menores que la actuales con rendimientos netos entre el SMI y 1.700 euros; y societarios con rendimientos netos por debajo de SMI, familiares y con rendimientos cero que cotizan por una base mínima (1.000 euros), que irán progresivamente convergiendo con la del régimen general.

En este sentido, señaló que uno de cada dos autónomos tiene rendimientos netos por debajo de 700 euros mensuales y un 8% por encima de 4.000 euros mensuales, por lo que un porcentaje muy elevado va a cotizar menos de lo que está haciéndolo ahora. Uno de cada dos tendrá acceso a una cuota más baja que la actual, tres de cada cuatro van a estar en una situación igual o pueden cotizar menos. Así, la reforma beneficia sobre todo a mujeres y jóvenes. El 70% de las mujeres autónomas tienen ingresos inferiores al SMI y el 77% de los jóvenes autónomos tiene ingresos por debajo del SMI.

La reforma también incorpora modalidades de protección de autónomos y se reconoce el cese de actividad de manera individual. Así, en el caso del cese parcial para autónomos con trabajadores, se ofrece la posibilidad de reducción de la jornada o suspensión de contratos del 60% de la plantilla, reducción del 75% del nivel de ingresos o ventas durante dos trimestres e ingresos no superiores al SMI.

Respecto al cese parcial para autónomos sin trabajadores, se reconoce el cese con deudas con acreedores no públicos durante dos trimestres que supongan una reducción del 75% del nivel de ingresos o ventas. En el caso del cese temporal parcial por fuerza mayor, se permite en el caso de declaración de emergencia, reducción de ingresos del 75% e ingresos no superiores al SMI.

Ley de Extranjeria
El nuevo reglamento ley de extranjería es un cambio enormemente sustantivo que puede tener un efecto muy importante del mercado laboral en español, contratación en origen y nuevos mecanismos en arraigo y dinamizar nuevos sectores donde hay una restricción de oferta de trabajo bien identificada.

Por ello, la reforma del Reglamento aborda las inconsistencia que convierten al sistema español en una anomalía dentro de Europa. Así, se mejorará el modelo de migración regular y se realizarán procedimientos rápidos y adecuados para facilitar la regularización.

En este sentido, se pretende facilitar la incorporación al mercado laboral de las personas que ya se encuentran en España y cumplen determinadas condiciones, concretamente, racionalizar y actualizar las figuras de arraigo y de reagrupación familiar, creación de la nueva figura del arraigo por formación y facilitar la posibilidad de trabajar a los estudiantes extranjeros. También se reforzarán las vías de migración laboral regular, a través de la modernización de los requisitos para el acceso al trabajo autónomo de los extranjeros, reformulación de la situación nacional de empleo, para la contratación en origen, y el perfeccionamiento del modelo de migración estacional, es decir, migración circular.