Noticias

El Colegio es un buen espacio de networking en el que puedes entrar en contacto con gente que ya está trabajando y que te puede ayudara dar el salto al mundo laboral

Entrevista a Rocio Navarro


Rocío Navarro todavía está en el último curso de la Facultad de Economía de la Universitat de València, pero tiene ya una trayectoria muy destacada en el mundo de asociacionismo estudiantil, donde es presidenta de la Asamblea de Representantes de Alumnos de la Facultad de Economía, pero también vicepresidenta de la Asociación Española de Alumnos de Ciencias Económicas y Empresariales.

Su amor por los números la llevó a estudiar Economía y nada más conocer el COEV tuvo claro que precolegiarse era una herramienta estupenda de apoyo en los primeros pasos hacia el mercado laboral

¿Qué te motivó a estudiar Economía?
La verdad es que es una decisión que tomé una vez hecha la selectividad, porque estaba entre Economía y Derecho y ADE, incluso llegué a hacer una primera preinscripción en la que puse Economía como segunda opción, pero luego la rectifiqué porque a mi lo que realmente siempre me ha gustado son los números.

¿Tienes claro por donde dirigirás tu carrera profesional?
Cuando estaba estudiando Bachiller tenía clarísimo que quería ser inspectora de Hacienda, pero a día de hoy no lo tengo tan claro y me apetece más enfocarme más al ámbito de la auditoría, la contabilidad y la consultoría, que son ramas laborales que cuando estas estudiando en el Colegio o en el instituto no eres consciente de que existen ni de su vinculación a la Economía.

Es al entrar a la carrera cuando, a través de charlas o de la experiencia de algunos profesores que se dedican a estos ámbitos, cuando me di cuenta de que son un campo que me podría resultar interesante.

Una vez termine la carrera mi idea es hacer un máster enfocado al tema de auditoría.

Cuentas con una amplia experiencia en el mundo asociativo estudiantil ¿Qué te llevó a adentrarte en él?
En mi etapa escolar fui lo típico de ser delegada de clase, incluso había ocasiones en las que no se presentaba nadie y al hacer votación entre todos salía elegida.

La llegada a la universidad fue en 2020, con la pandemia, y en un momento en que el panorama universitario no estaba como siempre. Ahí decidí meterme en Unió d'Estudiants Valencians, una asociación universitaria referente en la UV de representación estudiantil, pero realmente empecé a involucrarme en 2021, con la primera convocatoria de elecciones tras la COVID y en la que resulté elegida presidenta de la Asamblea de Representantes de Alumnos de la Facultad de Economía por la asociación a la que represento.

En septiembre de 2022 hubo congreso en Unió d'Estudiants Valencians, mi asociación, para renovación de cargos, me presenté y fue elegida presidenta y en noviembre de 2023, tras las elecciones, además de renovar la representación que ya teníamos en la Facultad de Economía volviendo a ganar, hemos conseguido también volver a ganar en Derecho y Medicina, y por primera vez, Farmacia.

Estas últimas elecciones ha sido la primera vez que nos presentamos en todas las facultades de la UV  y hemos sacado el mejor resultado de nuestra historia, que han sido 24 claustrales de los 75 totales. Hemos aumentado casi 20 en 6 años

¿Qué papel jugáis en el mundo universitario?
Las asociaciones estamos ahí para atender las demandas de los estudiantes, como cuando después de la pandemia seguían cerradas muchas instalaciones y conseguimos que las fuentes de agua volvieran a los aularios, así como reabrir las zonas tupper para comer o la ampliación de microondas en las cafeterías.

Ahora llevamos un año peleando porque la biblioteca de Ciencias Sociales abra todas las plantas durante el fin de semana, porque hasta ahora sólo había una en funcionamiento y había mucha gente que se quedaba fuera. Esto es algo por lo que llevamos luchando un año y que al final hemos conseguido.

Meterte en una asociación es otra forma de vivir la Universidad porque no eres el típico estudiante que va al aula, a la cafetería y luego se va a casa. Conoces a gente de tu edad de todas las facultades y es una experiencia que te enriquece tanto a nivel personal como profesional, pero te tiene que gustar.

Además, te enseña técnicas de liderazgo y de gestión de equipos que pienso que en un futuro me servirá para mi vida profesional.

¿Cómo conociste el COEV?
La primera toma de contacto fue al poco de llegar a la Universidad a través de una charla de presentación, pero ya en el 2021 fue cuando visitamos el Colegio por medio de la Asamblea de Representantes de Alumnos y en cuanto pude me precolegié.

El COEV ofrece un montón de cursos y máster y también todo el tema de asesoría para ayudarte a saber hacia dónde quieres enfocar tu carrera, además de ser un espacio de networking para entrar en contacto con gente que ya está trabajando y que te puede ayudar para entrar en el mundo laboral.

En este sentido, a través del Colegio se pueden lograr oportunidades de prácticas muy interesantes, y que están más enfocadas a la empresa privada ya que, en Economía, por ejemplo, al ser una carrera muy enfocada al sector público, muchas de las practicas que se ofrecen en la Universidad son en organismos públicos, y cuando acabas las prácticas es muy difícil poder seguir porque la mayoría son funcionarios.

Las prácticas que puedas conseguir a través de El COEV te dan más garantías de continuidad

¿Cómo motivarías a otros estudiantes a dar el paso y precolegiarse?
Lo primero es recordar que precolegiarse es gratis, y por lo tanto no pierdes nada por dar el paso. Estamos en una edad en la que no hay que estar quieto, hay que ir a todos lados, empaparte de todo, aprender, moverte

Métete, aprovéchalo, porque hay gente que ha estado precolegiada, pero como no ha venido al Colegio y no sabe los servicios que tiene se pueden dar de baja porque piensan que no tiene sentido pagar algo que no utilizo.

Yo por mi parte si que seguiré porque lo veo muy útil. 


ÚLTIMA HORA